Recomendaciones para la automatización de las pymes

Barcelona, 19 de enero del 2023.– La revista Manutención y Almacenaje ha publicado las tendencias en automatización para las pequeñas y medianas empresas:

Las empresas que no tienen experiencia en aplicaciones temen que el uso de robots pueda ir acompañado de altos costes. Por lo tanto, si actualmente se están preguntando si la compra de un robot colaborativo o móvil merece la pena para su empresa, la nueva calculadora de retorno de la inversión de OMRON le ayudará a saberlo. Con ella tendrá una idea rápida del retorno de la inversión y podrá saber en qué momento la inversión en robótica cubrirá sus costes.

La automatización cobra velocidad en la mediana empresa

Actualmente hay alrededor de 23,1 millones de pequeñas y medianas empresas en la Unión Europea. Son una parte integral de la economía, aunque existen diferencias de un país a otro. En Alemania, por ejemplo, el 82% del valor añadido del país procede de las PYME. En España, en 2021 había 3 millones de empresas del sector privado, que representaban el 99,8% de las empresas, con nuevos emprendedores aumentando las filas cada día. En el conjunto de la UE, la cifra es de aproximadamente el 56%. La importancia de las Pymes como empleadores también es crucial: casi 84 millones de ciudadanos de la UE trabajan en una de ellas. El problema está en que, en muchos lugares, cada vez es más difícil encontrar empleados. En la UE, alrededor del 2,9% de las vacantes no se cubrieron en el primer trimestre de 2022, casi un 50% más que en el mismo período del año pasado. Las empresas deben encontrar urgentemente nuevas formas de contratar y retener a los empleados adecuados.

Las tecnologías que asumen tareas manuales y repetitivas pueden aumentar la seguridad de los empleados y la eficiencia en el trabajo. Entre otras medidas se incluyen iniciativas de capacitación, incentivos para nuevos empleados, programas para empleados, etc. Los cobots son adecuados para las pymes por su flexibilidad y su amplia variedad de aplicaciones. Los estudios demuestran que este segmento tiene un enorme potencial: se prevé que el mercado de los robots colaborativos crecerá de 1.200 millones de dólares en 2021 a 10.500 millones de dólares en 2027. También se prevé que la tasa de crecimiento anual compuesto (TCAC) será del 43,4% hasta 2027.

Cualquier persona que se plantee este tema por primera vez se enfrentará a miles de preguntas y consideraciones. OMRON ha recopilado cuatro aspectos clave que deben tenerse en cuenta al iniciar proyectos de automatización para impulsarlos, reducir el escepticismo y conseguir que las partes interesadas se involucren.

1. Centrarse en las situaciones de uso e ir ampliando las soluciones paulatinamente

Las empresas que se estén planteando la automatización y los cobots es importante que se centren en comprender qué procesos se pueden hacer más eficientes y cómo. Las tareas muy detalladas que requieren trabajo manual experimentado por parte de un especialista se pueden automatizar, pero tienen un coste inmenso, tanto en términos de tiempo como de recursos. Para empezar con la automatización lo recomendable es empezar con proyectos pequeños para después ir ampliándola gradualmente, añadiendo nuevos flujos de trabajo, ampliando la flota, etc. Tomemos como ejemplo una panificadora grande: en este caso, los responsables del negocio no se plantean cómo se puede utilizar un robot, sino cómo se puede transferir el pan desde el horno a las bandejas que se entregan a las panaderías sin intervención humana.

2. Utilizar robots para que ayuden a los empleados

Los robots destacan por su flexibilidad. Se pueden ajustar y adaptar, utilizar en flotas, etc. En función del producto y del área de aplicación, se pueden modificar sus posiciones y añadir extensiones para adaptarlos fácilmente a otras tareas o a cambios en las existentes. Sin embargo, esto no significa que sustituyan a los empleados: más bien se trata de una interacción bien organizada entre humanos y máquinas. Las medianas empresas deben centrarse en tareas individuales al principio y no pensar ni planificar aplicaciones demasiado complejas. La ampliación del cobot, por ejemplo, con una cámara para incluir un sistema de procesamiento de imágenes (tecnología de visión artificial) se podría incluir en una fase posterior, suponiendo que se elija un socio de robótica que pueda cubrir distintas áreas de aplicación desde un único proveedor y ofrecer una buena red de colaboradores.

3. Implicar a los empleados y especializarlos

Los robots se utilizan idealmente para realizar tareas repetitivas que requieren una precisión constante. En la interacción con los robots, el ser humano sigue siendo el especialista, mientras que el robot se encarga de esas tareas repetitivas y monótonas. No obstante, es importante tener en cuenta que la robótica no es una panacea que resolverá todos los problemas ni sustituirá a los trabajadores humanos. Esta reflexión debe incorporarse en todos los proyectos de automatización, también para eliminar el miedo entre los empleados.

Los especialistas siguen siendo necesarios, por ejemplo, para montar los productos, optimizar los procesos y realizar tareas de mantenimiento. Además, los empleados deben conocer todas las posibilidades y estar capacitados para hacer un uso óptimo de las nuevas tecnologías. Mientras los robots se encargan de la paletización, la clasificación, la carga de los materiales o el control de la calidad, por ejemplo, los empleados pueden aprovechar su creatividad para aportar valor.

4. Confiar en la experiencia y en las redes de socios

Para ampliar las tareas y capacidades de los robots se necesitan equipos de terceros, como dispositivos de seguridad o sistemas de procesamiento de imágenes e inspección. Si las pymes en particular pueden confiar en un socio de robótica que les proporcione un soporte integral, se pueden ahorrar mucho trabajo y quitarse un gran peso de los hombros: la falta de conocimientos en sus propias filas se cubre con socios experimentados. En una encuesta de Omron, aproximadamente el 90% de los responsables de TI afirmaron que dependían de consultores externos en lo que respecta a la Industria 4.0 y el análisis de datos. Por lo tanto, las pymes no solo necesitan tecnología inteligente, sino también proveedores integrales e integradores de sistemas experimentados.

A nueve de cada diez empresas les gustaría introducir la automatización con robots en sus infraestructuras para 2030. Los robots móviles y los cobots son fáciles de implementar en este contexto. Los productos de automatización son una buena opción para las empresas que desean que sus procesos de producción sean más flexibles y eficientes. Omron desea apoyar a las pymes en la automatización y ofrece opciones de alquiler para ayudarles a que los costes de inversión iniciales sean bajos. La calculadora de retorno de la inversión también permite evaluar fácilmente las inversiones en cobots y robots móviles. De esta forma, las empresas de todos los tamaños pueden beneficiarse del potencial de la automatización sin tener que preocuparse por costes opacos o difíciles de predecir.

Su opinión nos interesa:

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s